Artículos

Publicado el 11 de abril de 2011 Actualizado el 22 de septiembre de 2022

La confianza, la moneda del consumo colaborativo

La cultura de compartir en la Red

En los países ricos, el argumento de "perturbar nuestro estilo de vida" es esgrimido con frecuencia por los productores industriales, los políticos, los economistas, etc., para disuadir a los ciudadanos de escuchar a los alter-egos, a los que quieren cambiar los modos de producción, de consumo y de distribución de la riqueza, en una perspectiva de desarrollo sostenible.

Sin embargo, si nos fijamos en el comercio electrónico, podemos ver que, mientras el comercio electrónico controlado por comerciantes profesionales va muy bien, otra forma de comercio, esta vez entre particulares, se está desarrollando a gran velocidad. Los economistas tienen poco que decir al respecto, tanto porque las cifras globales son difíciles de obtener como porque no se alimenta del sistema económico y financiero mundial.

Cuatro maneras de consumir de forma diferente

El comercio entre iguales en Internet adopta tres formas principales:

La venta de bienes de segunda mano entre particulares, como se practica en eBay, por ejemplo, en PriceMinister y en muchos otros sitios del mismo tipo. La idea es que lo que ya no te sirve a ti probablemente le sirva a otra persona, así que se lo venderás por una fracción del precio.

Alquiler de servicios asociados a los bienes. Los sitios para compartir coche son los más conocidos de estos servicios y tienen diversas formas:

  • Un grupo dispone de una flota de vehículos que pueden alquilarse, normalmente por periodos muy cortos de tiempo, desde una hora hasta un día (menos tiempo que en el caso de las empresas de alquiler de coches habituales), en función de la necesidad. Los usuarios pagan por el servicio o mediante una suscripción.
  • Compartir coche: una persona que tiene que hacer un viaje (normalmente largo) en coche pone a disposición las plazas restantes de su vehículo. Los interesados se anuncian y pagan parte del coste total del viaje.
  • Alquiler de coches entre particulares: en América del Norte empiezan a aparecer servicios de alquiler de coches (pero también de cualquier otro material, véase Zilok, por ejemplo, ya establecido en Francia) entre particulares. Por ejemplo, si sólo uso mi coche por la mañana o dos días a la semana, puedo alquilarlo el resto del tiempo a un vecino o a cualquier otra persona que viva cerca, por horas o por días.

La venta entre particulares (en su mayoría) de bienes fabricados por particulares. ¿Es usted un fotógrafo o músico aficionado, un tejedor, un experto en mermeladas? Puedes vender tus creaciones en Internet. Las plataformas de "market place" se encargan de una gran parte de estos intercambios comerciales y los aseguran, pagándose a sí mismas sobre el precio de venta. Es el caso de tuto.com, por ejemplo, que facilita la monetización de videotutoriales realizados por particulares, con el éxito que conocemos. En Estados Unidos se acaba de crear Skillshare, un mercado en el que los formadores independientes pueden vender los cursos (generalmente cortos, siempre orientados a los conocimientos prácticos) que realizan en su ciudad. De momento, sólo se pueden encontrar cursos en Nueva York a través de esta plataforma, pero es de esperar que el movimiento se extienda a otras ciudades. Dicho esto, sea lo que sea lo que produzca, nada le impide abrir un sitio para comercializar sus creaciones usted mismo, cuidando por supuesto de mantenerse dentro del marco legal y fiscal de su país.

Además de estas tres formas de comercio en sentido literal (intercambio de bienes o servicios por dinero), existe una tercera categoría de intercambios entre iguales, el trueque. Esta práctica ancestral ha sido resucitada por Internet, con sitios que permiten intercambiar bienes: usted ha visto tres veces el DVD de una determinada película y busca un libro concreto; encuentre a la persona que tiene exactamente la necesidad contraria, ¡y listo!

La cultura de compartir en la red se ha contagiado a la vida real

Rachel Botsman, especialista norteamericana en movimientos sociales basados en la colaboración y el intercambio, reúne estas cuatro formas de adquirir bienes en la dinámica global del Consumo Colaborativo (CC). Desarrolló este concepto durante una reciente conferencia en TEDxSidney. Según Rachel Botsman, el rápido desarrollo de estos servicios en línea se debe a cuatro factores:

  • Una creencia renovada en la importancia de la comunidad;
  • La presencia de un gran número de redes peer-to-peer en tiempo real en la Red, apoyadas por tecnologías fiables y potentes;
  • La preocupación medioambiental urgente y hasta ahora no abordada;
  • La recesión mundial que, desde finales de 2008, ha alterado el comportamiento de los consumidores.

Pero Rachel Botsman cree que es la innovación tecnológica la que ha impulsado un movimiento que, de otro modo, se habría quedado pequeño. Los jóvenes, en particular, están desarrollando una vida comunitaria en línea y los ávidos usuarios de Internet de todas las edades comparten de forma natural a través de sitios como Flickr o Twitter. Esto ha llevado a comportamientos similares fuera de línea. Además, la desmaterialización de los medios de la cultura popular (música, cine) ha convertido en obsoleta la posesión del objeto. Porque un archivo no es considerado un bien por quienes lo obtienen de las redes peer-to-peer o de los sitios de alojamiento de archivos, para disgusto de los distribuidores que aún sueñan con vender archivos como antes vendían CDs y DVDs.

La confianza como motor del comercio alternativo en línea

Nada de esto funcionaría sin un elemento crucial: la confianza. Y es increíble lo fácil que es confiar en alguien que no conoces y que ni siquiera se presenta en Internet. ¡Y funciona! Rachel Botsman informa de que el 90% de los intercambios en un famoso sitio de trueque norteamericano son positivos, y el 10% restante se considera negativo debido a detalles como el tiempo de entrega del artículo. Lo mismo ocurre con eBay. Es cierto que servicios como PayPal han contribuido considerablemente a la seguridad del comercio en línea. Pero no todos los intercambios comerciales o no comerciales en la web utilizan PayPal, ni mucho menos, y siguen funcionando.

La confianza se ha convertido en la moneda de referencia de la Red. De ahí la importancia de la puntuación, la evaluación que compradores y vendedores dejan en los sitios web dedicados. Rachel Botsman predice incluso que dentro de poco habrá motores de búsqueda que medirán el capital de confianza de los individuos en la red, lo que determinará su nivel de acceso al consumo colaborativo...

Por tanto, es posible consumir mejor (y, en general, menos) sin que el estilo de vida se vea deteriorado. Lo único que tienes que hacer es confiar en quienes, como tú, quieren alargar la vida de los productos, compartir lo que tienen y permitirte beneficiarte de su equipo o experiencia por una pequeña cuota.

Algunos van más allá y experimentan con monedas alternativas, tema en el que Jean-Michel Cornu es un reconocido especialista en Francia. Si te interesa el tema, echa un vistazo a este cómic publicado en la web de Owni y a la entrevista con Philippe Drudder que lo acompaña.

En la Tierra, y más aún en la Red, se organizan nuevos modos de consumo que cuestionan las nociones de propiedad, bienes comunes y valor monetario. El consumo colaborativo tiene un brillante futuro por delante, y eso es bueno.


Lea más:

Consume, dijeron. Bug.org, Régis Chatellier, 7 de enero de 2011

Sitio web de Rachel Botsman

En Thot Cursus, encuentre: André Martin, o la filosofía de la cooperación (entrevista en dos partes)

Ver :

Rachel Botsman: El caso del consumo colaborativo. TEDxSidney, mayo de 2010. TED, subtitulado en francés

La riqueza está en otra parte. Cómic interactivo sobre monedas alternativas. Owni, 11 de febrero de 2011

Ilustraciones:

Arriba: al poco tiempo, todo el mundo empezó a tuitear / woodleywonderworks / CC BY 2.0 ()

Centro: Captura de pantalla de la página web de France-Autopartage.

Abajo: Amistad / Luis Argerich / CC BY 2.0


Ver más artículos de este autor

Noticias de Thot Cursus RSS


Acceda a servicios exclusivos de forma gratuita

Suscribirse y recibir boletines en:

  • Los cursos
  • Los recursos de aprendizaje
  • El archivo de la semana
  • Los acontecimientoss
  • Las tecnologías

Además, indexa tus recursos favoritos en tus propias carpetas y encuentra tu historial de consultas.

Suscribirse al boletín

Añadir a mis listas de reproducción


Cree una lista de reproducción

Reciba nuestras noticias por correo electrónico

Manténgase informado sobre el aprendizaje digital en todas sus formas cada día. Ideas y recursos interesantes. ¡Disfrútelo, es gratis!