Temáticas de la semana

Nuevas prácticas empresariales

Sometido a tendencias divergentes, el mundo del comercio ha entrado en una era de turbulencias. Cadenas de suministro excesivamente optimizadas pero frágiles, monedas virtuales no reguladas, creciente presión medioambiental, uberización desenfrenada, acceso más fácil a las finanzas, marketing asistido por inteligencia artificial, etc. El tema toca una realidad en la que estamos inmersos y sobre la que potencialmente tenemos todo el control mientras que paradójicamente sentimos que no tenemos ninguno.

Incluso la educación, desde el punto de vista comercial, está sufriendo transformaciones. El aprendizaje electrónico establece nuevas relaciones entre las instituciones, sus clientes y los profesores. Todo el mundo puede convertirse en formador o alumno y rentabilizar su experiencia. La satisfacción del "cliente" se convierte en el criterio de selección. La proporción de tecnología digital en las aulas está aumentando y algunas empresas han comprendido el potencial comercial de la educación. La cuestión de los beneficios se mantiene.

¿Se adapta lo que enseñamos en economía a lo que está ocurriendo? ¿Estamos empezando a integrar la ética y sus efectos en los cursos de finanzas? La creatividad de los especuladores y la inercia de los gobiernos ante hechos evidentes como los refugios fiscales y la fiscalidad injusta hacen que se plantee la cuestión.

Como dice el director general de Patagonia, Yvon Chouinard,"todo multimillonario es un fracaso político". Las 25 personas más ricas de Estados Unidos tienen un tipo impositivo final del 3,4% y la situación es bastante similar en la mayoría de los países, ya que los ricos huyen hacia donde la fiscalidad es favorable.

Es innegable que se han desarrollado mejores prácticas empresariales, pero los beneficios y las ventajas se obtienen a costa de las antiguas prácticas y no se devuelven ni se comparten. Por cada Amazon, Uber o AliBaba de éxito, desaparecen un millón de pequeños comerciantes más o menos eficientes. ¿Quién les ayuda a hacer la transición? Ninguna de estas empresas, que en cambio abusan de tácticas a las que las pequeñas empresas no tienen acceso.

¿Quiénes son los Uber de la educación? Están surgiendo varios candidatos cuyos atractivos servicios no pueden ser ignorados. Todos ellos prefieren clases interesadas y alumnos implicados, día tras día. Entonces, ¿cómo nos transformamos sin perder nuestra alma?

La forma de hacer las cosas no está separada de la forma de enseñarlas. Los desarrollamos y luego los transmitimos. Parece que aún nos queda mucho por desarrollar.

Disfrute de su lectura

Denys Lamontagne - [email protected]

Elementos del expediente

Reciba nuestras noticias por correo electrónico

Manténgase informado sobre el aprendizaje digital en todas sus formas cada día. Ideas y recursos interesantes. ¡Disfrútelo, es gratis!